Hacer un comentario

El deporte y la bomba de insulina: Gran beneficio para los pacientes con diabetes

La bomba de insulina es un instrumento que permite emanar insulina de manera permanente. Una de sus características es que otorga mayor flexibilidad, por ejemplo, para comer y practicar deportes. Además, gracias a su sensor, de noche garantiza el sueño sin hipoglicemia.

Este dispositivo, que en tamaño es similar a un celular, cuenta con un reservorio donde se almacena la insulina para 2 o 3 días, que llega al cuerpo por medio de una cánula subcutánea, lo cual permite que las personas que la utilizan se tengan que inyectar una mejor cantidad de veces.

Pero, ¿qué beneficios tiene la bomba de insulina para quienes practican deporte? El primer punto a considerar es que hace algunos años, Laurie J. Goodyear, de la Universidad de Harvard, demostró por qué el ejercicio físico es clínicamente importante para disminuir las concentraciones de glucosa en la sangre en pacientes con diabetes, razón por la cual la práctica de deportes se presenta como una ayuda en la mayoría de las personas con esta patología. De la investigación se desprende también que los niños con diabetes que hacen deportes necesitan menos insulina que los que no lo practican.

Cabe señalar que la medicina reconoce actualmente dos tipos de diabetes, la DM1 y la DM2. La primera, es más frecuente en niños y jóvenes, y tiene que ver con la incapacidad de mantener normales los niveles de glucemia; mientras que la segunda, se presenta en aquellos casos en los que hay cantidades suficientes de insulina (que incluso aumentan), porque los tejidos se vuelven parcialmente resistentes a ella.  

Actualmente, dentro de las ventajas de la bomba a nivel deportivo se encuentran que tiene menor rigidez, por ejemplo con los horarios de las comidas. Además, las bombas de insulina permiten reducir las hipoglucemias o bajas de azúcar, son cómodas de transportar y manejar una vez que ya se conoce su funcionamiento.  

¿Cómo pedirla?

La bomba de insulina está garantizada por la Ley Ricarte Soto desde el año 2017, exclusivamente para las personas con diabetes tipo 1 que cumplen con los requisitos establecidos por el Ministerio de Salud.

El procedimiento que deben realizar quienes quieran solicitarla es el siguiente:

- El médico tratante especialista solicitará la confirmación del diagnóstico y/o tratamiento a través del formulario de postulación, el que se encuentra disponible en www.fonasa.cl.

- El médico tratante recibirá la respuesta del comité de Expertos Clínicos del Ministerio de Salud.

- El médico tratante avisará al paciente si fue aprobado o no el tratamiento para ser financiado por la Ley Ricarte Soto.

Con el aviso o notificación, se activa el beneficio para acceder a la entrega de los tratamientos. El médico tratante en conjunto con el paciente asignará un establecimiento para tratamiento y seguimiento.

Seguro: 
Es seguro

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.