Atacama

09:06 -
La formulación de cargos que realizó la Superintendencia por incumplimientos a la calificación ambiental dio nuevos aires a los opositores del proyecto para insistir en el cierre definitivo de las faenas.
12:26 -
En alerta se declararon las comunidades de la Región de Atacama frente al eventual reinicio de las operaciones del proyecto Pascua Lama, luego que Barrick Gold afirmara que retomará sus obras el primer trimestre el 2013.
09:30 -
Para conectarse con el lado femenino, qué mejor que conversando con una amiga. Tras la conmemoración del "Día contra la Violencia hacia las Mujeres", Nataly González, socia fundadora del Círculo Las Morganas, cuenta sobre los logros de derechos en Chile y lo que nos falta por hacer.
01:02 -

El organismo no detalló las causas de la suspensión de la sesión que en principio se realizaría el viernes y que ahora quedó fijada para la primera semana de diciembre.

16:01 -

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) se extiende sobre una superficie de más de 120 km2, en una meseta situada a 5.000 metros en el desierto de Atacama, cerca de San Pedro de Atacama. Cuando esté listo ALMA tendrá 66 antenas en total.

08:24 -

El cierre de las faenas se concretó después de una visita del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), donde se constató exceso de material fino en suspensión, lo que resultaba peligroso para la salud de los trabajadores. 

09:00 -

En el marco de la celebración el Presidente de la República dio a conocer que ya se encuntra en el  Congreso el proyecto de ley de seguridad minera.

20:13 -

20 productoras atacameñas aprendieron a utilizar los sentidos, distinguir gustos y olores de diversas frutas, para mejorar su producción de mermeladas en San Pedro de Atacama.

09:35 -
El desarrollo de Atacama, al igual que el de gran parte del norte minero de Chile, es no durable. La nula diversificación de la producción y la ausencia de valor agregado a la exportación, repercuten en que la participación de los actores locales sea secundaria. Por Raúl Contreras, antropólogo