Tocopilla y su incierto futuro

El 29 de Septiembre, la "Madre del Viento" conmemorará 168 años de existencia y donde hay más incertidumbres que certezas.

Imagen de Iván González G
2,702 Lecturas
26 de Septiembre, 2011 07:09
Piedra del Camello

Todo cumpleaños o Aniversario, ya sea de una persona, una familia, una institución o una ciudad, se espera y se celebra con la mejor disposición y una fuerte esperanza en el futuro. Sin embargo, hay ocasiones en que ello es realmente difícil, porque aún con la mejor intención, no es posible obviar los problemas existentes.

En el caso de Tocopilla que en breve conmemorará 168 años de existencia, lo cierto es que  se hace muy difícil, por no decir imposible, asumir una actitud optimista, puesto que, dicho sinceramente, nuestra querida ciudad se ha quedado anclada en el pasado y por lo mismo su futuro es muy incierto. Debemos ser la única ciudad en Chile que no crece y cada censo nos muestra, como lo hará el próximo año, que la población disminuye o hasta se mantiene, pero su crecimiento se detuvo.

 Lo anterior es el preámbulo de esta crónica, pero para ser leal conmigo mismo, no podré sostener, como muchos políticos, que el futuro será pleno de realizaciones cuando vemos la dura realidad del presente, con una juventud que emigra, la disminución de las escasas fuentes laborales, una ciudad sucia y hasta mal iluminada, contaminada, además de ser una de las más caras del norte y quizás del país. Este análisis, por cierto, merece una explicación.

Desde hace muchos años, la clase política se ha burlado de los legítimos intereses de este puerto y, aparte de promesas, que luego resultan insostenibles, queda un sentimiento de frustración que se ha repetido en innumerables ocasiones. Un par de ejemplos para comprobar lo aseverado. Hace alrededor de medio siglo, un candidato a Senador, en plena Plaza Condell, como parte de una campaña, ofreció un aserradero para esta ciudad. Todavía me pregunto qué, aparte de las mesas y sillas y postes de madera, qué era lo que había que aserrar. Años más tarde  otro político prometió una fábrica de ropa de seguridad para los trabajadores con materia prima que se traería de Magallanes. Lo que no dijo es cuánto iba a costar cada prenda. El camino costero a Iquique, por el se lucho por más de cincuenta años, que sería la gran solución una vez terminado quedó sólo como una ruta de paso. En tiempos de Frei Montalva se comenzó la primera de tres etapas de un molo o espigón de atraque. No paso de la primera y hoy el lugar es un monumento a las esperanzas jamás concretadas.

Hace poco más de una década un diputado, nacido en este puerto, consiguió la Ley de Zona Franca Industrial Minera, que sería la gran solución a los problemas existentes. Como en los casos anteriores no pasó nada de nada, salvo que algunos, entusiasmados al límite anunciaron la instalación de varias industrias españoles. Lo cierto es qie no vino ni si quiera el equipo de futbol de la Unión Española. Tampoco pasó nada y dicho cuerpo legal ya se extinguió. Quizás sin quererlo ello fue una nueva burla para la comunidad, considerando que, por desgracia, los tocopilanos somos demasiado crédulos y hasta ingenuos.

Lo más nuevo en lo que a promesas se refiere se habla de la construcción de nuevas plantas termoeléctricas y hasta un muelle en el sector de Punta Tames, omitiendo que hace rato, debido a las presiones por el efecto de la contaminación, las industrias han venido privilegiando a Mejillones. No nos olvidemos que hace rato Tocopilla fue declarado Zona Saturada, no sólo ciudad saturada, aparte que el sector mencionado, corresponde a la jurisdicción del vecino puerto. Al respecto se ha dicho que el supuesto proyecto ocuparía 5.000 trabajadores. Ni si quiera la reconstrucción de las torres gemelas en New York a ocupado tanta gente. En otras palabras, dicho sinceramente, seguiremos como el gato mirando a la carnicería. A estas alturas, como dirían los actores del Chapulín Colorado, ¿y ahora quién podrá defendernos?  

Asimismo, y sería imperdonable no mencionarlo, ojo con las promesas de quienes aspiran a ocupar puestos de representación popular, ya que en la campaña prometen mucho y como después no hacen nada, aducen que no tienen atribuciones. En relación al tema, sentimos pena que Tocopilla a casi cuatro años del terremoto, todavía mantenga campamentos de emergencia y los niños que viven allí se preparan para celebrar su quinta pascua en esas penosas condiciones. No vale el argumento que mayoritariamente se trata de allegaos, porque antes a muchos de ellos se les otorgó una vivienda.

Como corolario a este análisis, frío y descarnado uno se pregunta cuándo se reconstruirán el Liceo Domingo Latrille y la Escuela E -10, puesto que su actual estado aparte de otros es una vergüenza cuando todo debería haber quedado listo, como el nuevo edificio municipal, el de Carabineros y el Hospital Marcos Macuada. Pregúntese usted, amable lector si después de todo lo dicho - y faltó mucho por mencionar – si realmente vale la pena seguir siendo optimista y aún cuando nos alegramos del cumpleaños de este Rincón del Diablo, resulta imposible suponer que nuestro futuro pueda ser algo mejor para los jóvenes de hoy que son los hombres y mujeres del futuro.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

3 Comentarios

Comentarios en Facebook

Imagen de jano

Excelente felicitaciones

Excelente felicitaciones fuerza la esperanza es lo ultimo que se pierde Sr. González 

Imagen de Mario

¿Y,aparte de quejarse, que

¿Y,aparte de quejarse, que más han hecho los tocopillanos? Porque una cosa aquí es clara; Si ellos no trabajan para mejorar su situación, nadie más lo hará.

Imagen de gladiador

Sigan votando por

Sigan votando por Bachelet.......

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.