Nueva Agenda Regional: Análisis y propuestas para enfrentar la desigualdad territorial en Chile

En las distintas áreas de desarrollo, las cifras dan cuenta de las desigualdades territoriales que viven a diario los chilenos.

Imagen de Corresponsal Red Mi Voz
1,026 Lecturas
21 de Abril, 2014 09:04

Chile es el país más centralizado de América Latina. El mayor efecto tangible para sus habitantes es la desigualdad territorial, expresión de injusticia social, fruto de estructuras y reglas que se perpetúan a través de políticas públicas y del Estado. La generación de territorios rezagados y las desigualdades que allí imperan, se han convertido en un obstáculo para el desarrollo individual, pero también al desarrollo y crecimiento del país. 

Bajo esta premisa y mientras el país es parte de un proceso que permite mirar hacia las regiones y generar iniciativas en su favor, Rimisp-Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, lanzó el libro Nueva Agenda Regional, iniciativa que cuenta con análisis y propuestas de expertos en materias sociales, económicas y de descentralización, que propone construir una agenda de desarrollo con cohesión territorial, de manera de avanzar hacia que todas las personas tengan iguales oportunidades de desarrollo, independientemente del lugar donde nacen, crecen o viven.

El evento fue presidido por Claudia Serrano, Directora Ejecutiva de Rimisp, en tanto que la publicación fue presentada por Ignacia Fernández, editora del Libro y miembro de la Comisión Asesora Presidencial para el Desarrollo Regional, y comentada por Egon Montecinos, Intendente de la Región de los Ríos y Juan Carlos Feres, Presidente de la Fundación Nacional para la Superación de la Pobreza.

La publicación está prologada por Ricardo Lagos Escobar, ex Presidente de la República y presidente de la Fundación Democracia y Desarrollo y cuenta con un capítulo introductorio de Mario Marcel, subdirector de Gobernabilidad y Desarrollo Territorial de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), y está presentada por Claudia Serrado, Directora Ejecutiva de Rimisp.

Asimismo, considera las investigaciones de los expertos Andrea Bentancor, en Empleo; Hernán Frigolett, en Desarrollo Productivo; Ricardo Fábrega, en Salud; Miguel Crispi, en Educación Superior; Gonzalo Muñoz y César Muñoz, en Educación Escolar; Egon Montecinos, en Descentralización Política y Capacidades Públicas; Juan Carlos Feres, en Pobreza; Gonzalo Delamaza en Capacidades Territoriales; y Sergio Granados y Jorge Rodríguez, en materia de Financiamiento del Desarrollo, quienes entregan más de 50  propuestas para dar respuesta a las desigualdades territoriales.

Del diagnóstico a la Cohesión Territorial

En las distintas áreas de desarrollo, las cifras dan cuenta de las desigualdades territoriales que viven a diario los chilenos. Así por ejemplo, en materia de salud mientras el promedio de mortalidad infantil a nivel nacional es de ocho muertes por cada mil nacidos vivos, en Puerto Saavedra –esa cifra- se quintuplica y en Vitacura, apenas llega a 2. En tanto, en términos económicos, la Región Metropolitana –donde se concentran el 40% de las empresas- alcanza un PIB per cápita cercano a los USD 13,700, tres veces superior al de La Araucanía. El país tiene 17,4% de trabajadores que reciben sueldo mínimo, pero este porcentaje se duplica en el Maule (30%). En materia de pobreza, la región de la Araucanía aparece como la más pobre del país con un 22,9%, frente a un 11,5% de la capital.

La desigualdad territorial también se observa en materia de género; en la  Región de Magallanes, existe un diferencial de 35% entre lo que ganan las mujeres y los hombres. Sin embargo, en esta región el 62% de los niños y niñas de hasta seis años de edad asisten a salas cuna o jardines infantiles, mientras en Antofagasta, apenas lo hace el 46%.

El libro -editado por los investigadores y coordinadores de Rimisp, Ignacia Fernández y Julio A. Berdegué, y publicado por Editorial Universitaria- propone tres ideas fundamentales para establecer una Nueva Agenda Regional: que en el escenario político actual están dadas las condiciones para avanzar fuertemente en superar la dimensión territorial de la desigualdad; que la solución al problema no se va a encontrar en la proyección de la misma estrategia de regionalización y descentralización de las últimas décadas; y que hace falta una nueva agenda regional que ponga en común los recursos, capacidades y prioridades del gobierno nacional, los gobiernos regionales, los municipios y de los actores sociales y privados para construir una estrategia de largo plazo de desarrollo con cohesión territorial.

 

Algunas propuestas de Nueva Agenda Regional

•             Elegir por sufragio popular al Intendente Regional.

•             Crear un Fondo de Convergencia Regional para apoyar a los territorios más rezagados.

•             Impuesto específico de beneficio para los municipios y para los GORE a actividades empresariales y proyectos de inversión que generen externalidades negativas en el territorio donde se ubican.

•             Desarrollar programas de formación de la dirigencia social para capacitar líderes sociales en regiones. 

•             Generar información desagregada a escala regional y comunal para el adecuado planteamiento y seguimiento de políticas de desarrollo en los territorios.

•             Reformar los programas sociales de capacitación vía SENCE, a través de una oferta diferenciada para cada región, estimando regionalmente la demanda (cantidad de cupos y áreas).

•             Mejorar la atención en salud para territorios lejanos y/o aislados, con interconsultas por Internet.

•             Crear agencias locales de educación de base provincial para la administración de la educación pública.

•             Establecer una relación más estrecha entre las universidades y los procesos de desarrollo regional, involucrando a las universidades en los procesos de planificación del gobierno regional.

•             Implementar un programa de superación de la pobreza que garantice un ingreso básico a todas las personas en situación de pobreza extrema, pero donde el monto y los criterios de asignación sean territorialmente diferenciados, que además se complemente con el desarrollo de iniciativas específicas en cada región. 

Rimisp – Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, es una organización regional sin fines de lucro, que desde 1986 realiza investigación aplicada para apoyar procesos de cambio institucional, transformación productiva y fortalecimiento de las capacidades de actores y grupos sociales en las sociedades rurales latinoamericanas. Su misión es  impulsar cambios institucionales, económicos y sociales para hacer de América Latina una región próspera, justa y sostenible.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.