Abren investigación en Sudáfrica tras peor matanza desde el apartheid

Investigadores sudafricanos empezaron el sábado a examinar la operación represiva más sangrienta desde el fin del apartheid en 1994, que dejó 34 mineros huelguistas muertos el jueves.

Imagen de Radio U. de Chile
531 Lecturas
18 de Agosto, 2012 12:08

Más de 1.000 mineros seguían reunidos cerca del lugar de los hechos, traumatizados por lo ocurrido, mientras seguía entrando gente al hospital de la mina, con el fin de saber si sus seres queridos desaparecidos murieron, resultaron heridos o están detenidos.

Vehículos blindados y camiones de la policía patrullaban en la zona de la mina de platino de Marikana (noroeste), mientras un helicóptero volaba en círculo sobre el lugar en el que las fuerzas del orden público le dispararon a cientos de trabajadores el jueves.

Frente al hospital, se instaló una casa rodante, con el fin de brindar información sobre los 34 muertos y 78 heridos. Las encargados de la seguridad del hospital impedían que entrasen periodistas, explicando que había que respetar la privacidad de las familias.

Se abrieron dos investigaciones separadas, además de la que viene realizando la policía, que detuvo a 259 personas el jueves. Así, expertos forenses de la policía se hallaban en el lugar de los hechos por tercer día consecutivo.

“Hay varias investigaciones y muchos expertos involucrados, por lo cual esto tomará tiempo”, declaró a la AFP el portavoz policial Dennis Adriao. “Cooperaremos plenamente con todas las investigaciones sobre este (…) trágico acontecimiento”, agregó.

No se registraron actos de violencia desde que se difundieron las imágenes de la represión contra una multitud de mineros armados principalmente con machetes, lanzas y cachiporras.

El viernes, el presidente Jacob Zuma había abandonado súbitamente una cumbre regional en Mozambique para dirigirse al lugar del drama, y anunciar la creación de una comisión de investigación.

“El grupo de militantes cargó contra la policía, disparando y blandiendo armas peligrosas”, sostuvo el viernes la jefa policial, Riah Phiyega, al dar cuenta de lo ocurrido el jueves.

Numerosas cadenas de televisión de varios países se encontraban cubriendo las negociaciones con los huelguistas cuando se inició la represión. Las imágenes muestran a los agentes abriendo fuego contra manifestantes, que caen en medio de una nube de polvo.

Phiyega mostró otros videos, en los que se ve a policías negociando con los mineros y recurriendo a cañones de agua y balas de goma para dispersarlos.

En cualquier caso, se trató de la intervención policial más sangrienta desde 1985, cuando la policía mató a 20 manifestantes negros que protestaban contra el régimen segregacionista del apartheid.

Las condiciones materiales de vida de los mineros experimentaron escasas mejoras desde la instauración de una democracia multirracial hace 18 años.

La huelga de Lonmin, que se inició hace más de una semana, ya había dejado diez muertos antes del jueves, en presuntos enfrentamientos entre dos gremios: el Sindicato de Mineros y Obreros de la Construcción (AMCU, radical) y el Sindicato Nacional de Mineros (NUM), un poderoso aliado del partido gobernante, el Congreso Nacional Africano (CNA).

“Se percibe al NUM como muy comprometido con el gobierno, en particular con el presidente Zuma, y ya no se lo considera eficaz como sindicato a nivel local”, estimó Dirk Kotze, analista político de la Universidad de Sudáfrica.

Antes de los incidentes del jueves, la dirección de la mina había intimado a los huelguistas a reanudar el trabajo el viernes, so pena de despido.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.