Elecciones Municipales 2012: Mujeres en lista de espera

Abril estuvo marcado por varios hechos, como las primarias realizadas por los partidos de la Concertación, que sorprendió por la baja cantidad de mujeres electas, lo que viene a revelar, la crisis de representación que aqueja a la institucionalidad política chilena.

Imagen de Observatorio Género y Equidad
873 Lecturas
25 de Mayo, 2012 17:05

A la democracia le hacen falta más mujeres, reza una de las consignas de lacampaña Más Mujeres al Poder, impulsada por organizaciones de mujeres y de la sociedad civil que busca instalar en la agenda pública y ciudadana la urgencia de un sistema electoral que garantice la representatividad.

Con una población femenina que supera el 50%, en Chile las mujeres siguen en desigualdad de condiciones frente a los hombres. Tienen una baja representación en el Parlamento, la presencia de mujeres en el Gobierno actual dista mucho de lo instalado por la ex Presidenta Bachelet, no están presentes de forma proporcional en el Parlamento, en los Municipios, en las directivas de los partidos políticos y menos en los concejos municipales. Se trata de instancias donde se decide sobre los derechos de las mujeres y sobre las políticas públicas, en general, aunque todos declaran que es importante la presencia de las mujeres.

De ahí que sorprenda las primarias realizadas por los Partidos de la Concertación y sus precarios resultados, siempre en desmedro de la participación política de las mujeres. De 336 candidatos/as que participaron de este proceso, sólo 53 eran mujeres y de ellas fueron elegidas 21 en todo el país. Más aún, hubo comunas en las cuales no hubo ninguna mujer compitiendo. La participación de las mujeres en política cobra interés en un año electoral como éste, momento clave para propiciar el debate sobre paridad o ley de cuotas tal como lo proponen expertos electorales o sobre incentivos económicos para otros/as.

Mientras, las encuestas de opinión pública dan cuenta, no sólo de la baja sostenida del apoyo al Presidente Piñera y su Gobierno, sino también la opinión de la ciudadanía sobre por ejemplo, que mujeres y hombres están en igualdad de condiciones para ocupar los cargos de alcalde (76%), ministro/a (81%) y Presidente/a (80%) (Encuesta CEP, mayo 2012). Sin embargo, el Gobierno y los partidos políticos están pendientes de una prematura carrera presidencial por sobre incorporar una mayor participación de mujeres, en las próximas elecciones municipales.

Desde la tribuna del Observatorio de Género y Equidad, quisimos propiciar el debate o la reflexión en torno a la necesidad de contar con Más Mujeres en el Poder y su aporte a la democracia chilena. Conversamos con expertos/as electorales, representantes de Partidos Políticos y candidatas que se enfrentan a este proceso eleccionario. A partir de hoy, y en los próximos días, iremos presentando cada una de las entrevistas, hoy comenzamos don Marisol Martínez.

Marisol Martínez, Alcaldesa socialista de Puerto Aysén, candidata a re-elección: "Los procesos internos de los partidos políticos deben ser más democráticos y debemos reclamar la participación en los cargos de decisión".

¿Qué significa el aporte de las mujeres a la calidad de la democracia?

En número somos la mitad de las/os habitantes y por lo tanto, es necesario que estemos debidamente representadas en todo nivel de decisiones, pero particularmente en las decisiones locales y comunales. Creo que es esencial, porque en estos espacios se da todo el desarrollo comunal y donde las mujeres somos el centro de ese quehacer. Por lo tanto, debemos ser parte de ello y de todo nivel de toma de decisiones, puesto que representamos una mirada distinta y es necesario que implementos nuestros enfoques para hacer de nuestra democracia algo real, que sea representativa de la visión de ambos géneros en el desarrollo de nuestra comuna y del país.

¿Cómo llegan las mujeres a ser candidatas? ¿Cuáles son los pasos que tienen que seguir o sortear al interior de sus partidos?

Desde mi experiencia, tuve la oportunidad primero de ser concejala por Puerto Aysén (2004-2008) y, como cualquier otra actividad que se realiza, "debemos creer en lo que hacemos", es decir, atrevernos, porque las mujeres somos tan capaces como los hombres y debemos lograr ese cambio cultural. Estuve en el período en que por primera vez se elegía a alcaldes y concejales en listas separadas, lo que para nosotras fue una oportunidad histórica porque nos permitió tener un rol mucho más activo.

Internamente, en el Partido Socialista –partido del cual soy militante-, estamos en baja representación femenina y esto se puede entender por varios factores. Por una parte, hay compañeras que no se atreven a participar y, por otra, quienes se interesan, se enfrentan a los códigos machistas donde se instala que el mejor candidato es un hombre ya sea porque es el que habla más o el que habla más fuerte. A partir de esa realidad, las mujeres tenemos que atrevernos más, transar al interior del partido (porque yo lo he hecho), pelear los espacios que nos corresponden. Yo di una lucha fuerte para ser la candidata a alcaldesa de Puerto Aysén y fue una lucha que di al interior del Partido Socialista y, posteriormente, al interior de la Concertación, porque querían ubicar en mi lugar a un candidato de otra región y asumir una tarea por la cual yo había trabajado durante cuatro años. Por lo tanto, no permití que se dieran acuerdos de otro tipo que no fuera el que a mí me correspondía.

¿Cuáles son sus propuestas a los partidos políticos y expertos electorales para que haya más mujeres en el poder?

Necesitamos que los partidos políticos, al interior de sus directivas donde se toman las decisiones, cuenten con un mayor poder y toma de decisión por parte de mujeres. Miro a la directiva de mi partido y veo sólo a una mujer sentada en medio de hombres, entonces ese es el espacio donde debe existir una mayor presencia de mujeres y estar dispuestas a ocupar cargos directivos. Los procesos internos de los partidos políticos deben ser más democráticos y debemos reclamar la participación en los cargos de decisión. Al mismo tiempo, creo que entre mujeres tenemos que ser más solidarias y menos chaqueteras, situación que se da en muchas ocasiones al interior de las colectividades políticas.

A los expertos electorales, en su mayoría varones, que consideran que lo saben todo, hay que hacerles comprender que se necesitan más mujeres ocupando cargos, no sólo en los partidos, también en las comunas, en el Parlamento. Las mujeres tenemos que dar la pelea, ese fue mi caso y les hice ver que su diagnóstico en torno a mi comuna era equivocado, porque salí electa con una gran mayoría para ocupar el cargo de alcaldesa por Puerto Aysén.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.