Estudio demuestra que el dolor crónico está en el cerebro

El resultado de la investigación muestra que, literalmente, el dolor crónico se encuentra en la cabeza.

Imagen de Multimedios
706 Lecturas
04 de Julio, 2012 11:07

Investigadores de la Universidad de Northwestern, en Estados Unidos, han llevado a cabo un estudio longitudinal de imágenes cerebrales con el fin de realizar un seguimiento a pacientes con una lesión en la espalda y determinar por qué, ante lesiones similares, algunas terminan con dolor crónico, mientras que otras se recuperan y continúan sin dolor.

El resultado de la investigación, publicada en Nature Neuroscience, muestra que, literalmente, el dolor crónico se encuentra en la cabeza. El nuevo estudio muestra, por primera vez, que el dolor crónico aumenta la conexión entre dos secciones del cerebro -relacionados con el comportamiento emocional y motivacional. Cuanto más se comunican estas regiones, mayor será la probabilidad de que un paciente desarrolle dolor crónico. Este descubrimiento proporciona nueva información para tratar el dolor crónico, que afecta a entre millones de personas en todo el mundo.

Dolor continuo

Los investigadores fueron capaces de predecir con una precisión del 85 por ciento, al inicio del estudio, qué participantes desarrollarían dolor crónico, en función de la interacción entre la corteza frontal y el núcleo accumbens. Según A. Vania Apakarian, autor principal del artículo, y profesor de Fisiología en Northwestern, «la lesión en sí misma no es suficiente para explicar el dolor continuo; más bien este dolor crónico está relacionado con la combinación entre la lesión y el estado del cerebro. Este hallazgo, es la culminación de 10 años de investigación».

Cuanto más reacciona emocionalmente el cerebro a la lesión inicial, más probable es que el dolor persista después de que la lesión haya sanado. «Puede ser que estas secciones del cerebro estén más activas en ciertos individuos, o puede haber influencias genéticas y ambientales que predisponen a estas regiones del cerebro a interactuar a un nivel excitable», explica Apkarian.

El núcleo accumbens es un importante centro de enseñanza para el resto del cerebro a la hora de evaluar y reaccionar ante el mundo exterior, y esta región del cerebro puede utilizar la señal del dolor para enseñar al resto del cerebro a desarrollar dolor crónico. Según los expertos, ahora se podrán desarrollar nuevas terapias para el tratamiento del dolor crónico, sobre la base de este hallazgo.

Etiquetas

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.