Seremi de Salud refuerza fiscalizaciones a carnicerías y supermercados

Seremi de Salud refuerza fiscalizaciones a carnicerías y supermercados

15 Noviembre 2011

Esta fiscalización se llevó a cabo producto del incremento de enfermedades entéricas durante meses estivales. Este año la Seremi de Salud ha iniciado 37 sumarios sanitarios a este tipo de locales.

Corresponsales ... >
authenticated user Corresponsal

Un refuerzo a las fiscalizaciones y una política de tolerancia cero aplicará la Autoridad Sanitaria a los locales que distribuyen y comercializan carne en la Región de Antofagasta. Esto, considerando que durante los meses cálidos se produce un incremento sobre el 40% de la prevalencia de enfermedades entéricas. Así lo indicó la Secretaria Regional Ministerial de Salud Región de Antofagasta, Ing. Pasme Seleme.

En este sentido, la personera señaló que durante los meses fríos del presente año el promedio semanal de atenciones de urgencia por diarreas agudas en el Hospital Regional de Antofagasta registró 71,5 pacientes. En cambio, en la temporada estival, está cifra aumenta a las 137 atenciones semanales promedio.

La autoridad además informó que durante el presente año la Seremi de Salud ha iniciado 37 sumarios sanitarios a carnicerías y supermercados. Lo anterior, por contravenir el Reglamento Sanitario de los Alimentos, Decreto N° 977 del año 1996.

En este contexto, Pasme Seleme exigió a los comerciantes que extremen los cuidados sanitarios en la cadena de frío, la rotulación y la manipulación de los alimentos, porque “la Seremi de Salud intensificará sus controles a los locales que vendan y distribuyan productos cárnicos, no descartando prohibiciones de funcionamiento, multas más altas y clausuras definitivas”, advirtió.  

DEFICIENCIAS

La Seremi de Salud (s) precisó que la mayor parte de los sumarios iniciados tuvo como causa la falta de higiene de las instalaciones, las deficiencias en las máquinas de frío, la presencia de vectores y el expendio de productos con características organolépticas alteradas (olor, color, textura, etcétera).

La autoridad aprovechó la ocasión para recomendar a la comunidad las siguientes medidas: comprar en locales establecidos y con autorización sanitaria; revisar las características organolépticas de los alimentos, inspeccionando el olor, el color y la temperatura del producto; evaluar las condiciones del sistema de conservación y vitrinas de los locales, constatar que las instalaciones se encuentren limpias y sin olores. Además, constatar que no haya insectos en el sitio y que el local disponga de agua. Por último, considerar la higiene personal de las personas que manipulan alimentos en el recinto.