Autocrítica: Opiniones Extemporáneas de un Concertacionista Confeso Acerca de las Elecciones y su Desenlace

Autocrítica: Opiniones Extemporáneas de un Concertacionista Confeso Acerca de las Elecciones y su Desenlace

28 Marzo 2010
Los chilenos estaban profundamente descontentos con el funcionamiento interno de la Concertación y los partidos políticos que la componían, estaban hartos de sus cúpulas. Por Claudio Lagos.
Claudio Lagos G... >
authenticated user Corresponsal

El 12 de Abril se prepara un gran cónclave concertacionista y me aterra la poca autocrítica que he escuchado de mis compañeros de ruta, el título de esta columna es probablemente lo que menos hemos escuchado en este último tiempo y probablemente lo que más debiéramos haber hecho.

Personalmente me considero un hombre relativamente inteligente y por lo tanto No Quiero Volver a Cometer los Mismos Errores.

Los chilenos con gran pesadumbre asistimos el día 13 de diciembre pasado a la muerte de la Concertación, algunos, los más optimistas dentro de los pesimistas (entre los que me cuento), pensamos que podríamos revivir mediante respiración artificial a este difunto, pero el oxígeno se demoró demasiado en llegar, nuestros queridos próceres santiaguinos se demoraron mucho en reaccionar y bueno... el resultado ya todos lo saben.

Hace unos días nos tocó asistir a su entierro en el congreso, este 11 de Marzo no sólo será recordado por el insospechado traspaso de una Mandataria que cuenta con casi el 85% de apoyo a una persona que corresponde precisamente al bando contrario (en el estricto sentido de la palabra), sino que por las características en que se dio,  en medio del pesar por todo lo que ha significado para el país esta tragedia de un terremoto y un tsunami juntos, que aún nos conmociona y que ha pospuesto la discusión política para otro escenario.



Sin embargo, creo necesario tocar ciertos temas, porque, como en toda pérdida, aún existen deudos que se niegan  a aceptar este final, y esgrimen sobre el espíritu concertacionista ciertas tesis casi dogmáticas, que, seamos francos, pocos escuchamos y nadie toma en serio.

Si la Presidenta se retiró con un 85% de apoyo y el propio gobierno de la concertación con un 65% de aprobación, significa que la gente en su gran mayoría no estaba descontenta con el trabajo diario de nuestra coalición, ¿Entonces cuál fue el problema?

Los chilenos estaban profundamente descontentos con el funcionamiento interno de la Concertación y los partidos políticos que la componían, estaban hartos de sus cúpulas y de las mismas caras que hace veinte años eran héroes, pero que se desgastaron con el tiempo, porque no supieron dar un paso al costado, no retirarse a sus casas, pero sí generar una renovación de los liderazgos.

Esto se evidenció  claramente en las primarias, en ellas el único partido que se la tomó  en serio fue el Partido Radical, pero no fue suficiente, no sólo se restringió hasta límites casi ridículos, sino que además ese día a las 9 de la noche, cuando aún no se terminaba el conteo de votos, los tres partidos restantes querían dar por ganador absoluto a su candidato, y obviamente José Antonio Gómez tardó en llegar al recinto porque estaba justamente esperanzado en superar el 40% tope para continuar con las primarias en otras regiones, a esa hora se estaba por sobre el 38%, sin embargo asistió al recinto a declarar al ganador de aquella contienda, y bueno, ya todos sabemos lo que sucedió con un exacerbado Camilo Escalona.

Todo esto terminó  por asquear a muchas personas que históricamente votaron por la Concertación, pero estimaban que era necesario un recambio, esto lo comprendió  rápidamente Marco Enríquez- Ominami, y le sacó todo el lustre que pudo, frente a nuestro candidato electo en una desmejorada primaria, pero sin la contundencia suficiente para superarlo.

Eduardo Frei, es probablemente una gran persona, pero no era el candidato que la gente quería tener en la moneda, se había retirado de su periodo presidencial, en medio de una crisis asiática con un bajo nivel de aprobación y no se guardaban recuerdos gratos de su mandato.

Fue así  que triunfa Piñera, no por sus aciertos o virtudes, sino que por los errores (horrores diría una profesora mía del colegio) que cometimos como coalición y que la llevó a su final.

¿Pero que hacemos ahora, si murió la Concertación?


Como ante toda pérdida ya la hemos llorado suficiente, ahora debemos reconstruirnos y reagruparnos como bloque opositor, ampliar los límites de la coalición, encontrar los temas que nos unen, reencantar a nuestra gente, volver a trabajar en la construcción de redes sociales...

No se trata de volver al gobierno en cuatro años más, se trata de que la gente vuelva a confiar en nosotros y para eso debemos renovarnos.

Etiquetas:

Comentarios

Imagen de Claudio Lagos

Espartano: Un Profesor de

Espartano: Un Profesor de psicología de la universidad diría que estás proyectando tus temores.
Te comento que desde Octubre del año pasado ya tenía decidido no continuar en cargos de gobierno durante este año. Amigo mío siento decepcionarte.

Imagen de espartano

mi abuelo en estos casos se

mi abuelo en estos casos se ponia delante de nosotros y decia :chaucha que llora, chaucha que llora......

Y a nosotros nos invadia la pena y rompiamos en llanto.

Claudio no se porque los lamentos si es por asumir errores, estaria bien, pero a mi me suena al temor de salir a trabajar y ganarse los pesos como todos los chilenos..........

Imagen de Claudio Lagos

Por supuesto que asumo mis

Por supuesto que asumo mis errores, y no tengo ningún problema en aceptarlo, sólo que este artículo trataba un tema nacional, tiempo habrá para dedicarnos a lo regional. En todo caso el problema de los senadores, al parecer es endémico en todas las regiones. Allí hay un tema mucho más profundo que analizar.

Imagen de Lancelot Hidalgo

Claudio hace un buen

Claudio hace un buen análisis, pero incompleto: su Partido fue parte de esa cadena de errores y faltó reconocerlo.
La elección de Gómez como Senador por la Región de Antofagasta marcó un antes y un después en la política regional. Un senador ausente, incapaz de liderar nada en la región y dejando a las "cúpulass regionalistas" en manos de otro montón de añejos dirigentes que en nada reconocen sus errores.
Sumando y restando, ahí está la "vieja" Concertación, apelando a nuevos tiempos y nuevos liderazgos, uno de los cuales debiera ser, muy responsablemente, el propio Claudio.

Imagen de Arnaldo Canales Carpio

PARA MI PARA QUE EL PUEBLO

PARA MI PARA QUE EL PUEBLO HUMILDE VUELVA A CREER EN LA ISQUIERDA SE TIENE QUE HACER LO SIGUIENTE:
1.- BOTAR PERO EN FORMA INMEDIATA A TODOS LOS CABECILLAS QUE ESTUVIERON MAMAMDO DESDE QUE EMPESO LA CONCERTACIONA GOBERNAR.
2.- EXPULSARLO DEL PARTIDO PORQUE LOS PRINCIPIOS DE UNA ISQUIERDA SE LO METIERON NO SE DONDE Y SE HICIERON LOS LINDOS BUENO YA QUE ESTUVIERON VIVIENDO COMO REYES MIENTRA EL PUEBLO SE CAGABA DE HAMBRE.
3.-IQUIQUE FUE CUNA DE LA ISQUIERDA AQUI NACIO EL PARTIDO OBRERO SOCIALISTA Y LA CONCERTACION BORRO A LOS OBREROS Y LOS DEJO COMO SOCIALISTAS ABURGUESADOS AQUI NACIO EL PARTIDO COMUNISTA Y SABEN ISQUIEDISTAS ABURGUESADOS HOY EN EL 2010 SE SACO MENOS VOTOS DE ISQUIERDA QUE NO ALCANZABA NI PARA ELEGIR EL QUE HIBA A CUIDAR EL BAÑO DE LA JUNTA DE VECINO PIÑERA ARRASO Y USTEDES BIEN GRACIATOTAL YA ROBAMOS HARTO EN LOS GOBIERNOS DE LA CONCERTACION.
4.- HOY EN IQUIQUE SE ESTA FORMANDO UN PARTIDO DE ISQUIERDA PERO DIRIGIDOS POR OBREROS YA SE CANSARON DE QUE LOS POBRES FORMEN PARTIDOS Y LOS DIRIGAN LOS RICOS.

Imagen de Pedro Vignola

Los partidos que forman la

Los partidos que forman la concertación, cada uno en forma independiente debe replantearse qué es, quienes son, qué es lo que representan, cuáles son las ideas de Gobierno que me identifican y me diferencian, qué es lo distinto que tengo que ofrecer al país, ¿por qué los ciudadanos deberían votar por mis ideas y no por las de otros? ¿Cuáles son mis idearios en lo económico y social?
Una vez que se tenga claridad respecto de lo primero, en forma independiente es que deben juntarse como conglomerado y ver cuáles son los puntos en común que nos pueden unir y hacer que realmente sea necesaria una sociedad con otros partidos y nuevamente hacer el ejercicio anterior, pero ahora como un conglomerado que reúne ideas distintas, pero en torno a un ideario común y superior. Ahora debería surgir una clara identificación que los diferencie del actual conglomerado de Gobierno. ¿Por qué se debería votar por una “nueva Concertación” y no volver a votar por la Alianza?, ¿Cuáles son las diferencias en el manejo económico y en lo social?