Rusia y Venezuela firman millonario acuerdo energético

Rusia y Venezuela firman millonario acuerdo energético

05 Abril 2010
En su primera visita oficial a Venezuela, el primer ministro de Rusia, Vladimir Putin, firmó con el presidente Hugo Chávez 31 acuerdos en materia energética, agrícola, educativa, comercial y tecnológica.
Gloria Delucchi >
authenticated user Corresponsal

Rusia y Venezuela formalizaron un acuerdo energético por valor de US$ 20.000 millones para invertir en los próximos 40 años en la explotación del campo Junin 6 en la Faja Petrolífera del Orinoco.

El presidente venezolano informó además, que se iniciaron conversaciones sobre la posibilidad de generar en Venezuela, con la ayuda de Rusia, energía nuclear "con fines pacíficos", sin aportar más detalles sobre el mismo.

Poco después de la firma de acuerdos, Vladimir Putin entregó a Chávez un bono por valor de US$ 600 millones a modo de avance para el proyecto conjunto en la faja petrolífera, que pretende extraer hasta 450.000 barriles diarios de crudo.

"Esto es un primer pago por el ingreso a la faja, para un primer proyecto", explicó Chávez, "pero se abrieron negociaciones para otros tres más", en referencia a los bloques Ayacucho 1, 2 y 3.

Un reciente informe geológico del gobierno estadounidense estima que la llamada Faja del Orinoco contiene unas reservas de crudo calculadas en unos 513.000 millones de barriles y según el gobierno venezolano tiene un potencial de inversión de hasta US$ 80.000 millones.

En ese sentido, el acuerdo venezolano-ruso contempla la creación de una empresa mixta, participada por Petróleos Venezuela en un 60%, que permitirá la extracción y procesamiento de crudo pesado para hacerlo ligero.

También se iniciaron negociaciones para la construcción de una planta generadora de electricidad mediante la combustión de coque, un residuo resultante del procesado de petróleo.

"Lo que hemos hecho hoy es un antídoto a las crisis económicas globales, una base sólida que nos proteja de las conmociones mundiales", expresó por su parte Vladimir Putin, quien recalcó la necesidad de avanzar hacia un mundo "multipolar".

Ambos países sellaron además, un plan para establecer una ruta aérea de la aerolínea estatal Conviasa Caracas-Moscú-Caracas vía La Habana y vía Madrid, así como la compra de 2.250 automóviles rusos LADA como primer paso hacia la posible construcción de una planta de ensamblamiento de vehículos de la marca rusa en Venezuela.

Durante la visita de Putin también se planteó la posibilidad de iniciar en Venezuela un programa espacial con el apoyo de Rusia, a través de la instalación de un lanzador de satélites o una fábrica.

Sin embargo, tales afirmaciones han sido acogidas con cierto entusiasmo por parte del portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Philip Crowley, quien expresó que Venezuela "tiene asuntos más urgentes que resolver".

"Hacemos notar que el gobierno de Venezuela estuvo esta semana prácticamente inactivo por la escasez de energéticos. Quizás el foco debería ser más terrestre que extraterrestre", manifestó Crowley.

La llegada de Vladimir Putin se produce poco después de los atentados en el metro de Moscú y en Daguestán, actos que Hugo Chávez condenó nuevamente durante el acto de firma.

En referencia a estos hechos, el líder ruso apuntó que su gobierno va a "desarrollar aún más las fuerzas para luchar contra el terrorismo".

Por otra parte, Putin aprovechó para criticar las acusaciones lanzadas contra Venezuela sobre el presunto papel del gobierno en una alianza entre ETA y las FARC, alegando que su gobierno nunca tuvo una información "que confirme que Venezuela apoye el terrorismo. Si eso fuera así, no estaría aquí, a pesar de lo bueno de la cooperación económica".

 

Fuentes:-
BBC
Univisión
Prensa Latina