Ganadores Antofagasta en 100 palabras 2014: Abriendo caminos desde el reconocimiento

Ganadores Antofagasta en 100 palabras 2014: Abriendo caminos desde el reconocimiento

17 Octubre 2014

Llegaron más de 3 mil cuentos en esta versión, los que sin duda tienen un efecto multiplicador en el alma de Antofagasta. De eso hablaron los ganadores al compartir sus experiencias a días de haber sido galardonados por A100P, que forma parte del programa cultural de Minera Escondida.

Especial Mi Voz >
authenticated user Editor

Cristian Muñoz, Ignacio Aguilar, Víctor Escobar, Marcelo Aránguiz y José Alberto Cozar fueron los flamantes ganadores en la V versión de Antofagasta en 100 palabras. Un concurso de cuentos breves que reveló los temas que estamos tocando en la región y que a su vez permiten que afloren más voces que van configurando nuestra historia. 

Algunos buscan profundizar en la literatura, otros seguir desarrollando su talento desde sus espacios cotidianos. Sea cual sea su rumbo, está claro que están abriendo caminos desde el reconocimiento logrado este año. Más de 3 mil cuentos que tienen un efecto multiplicador en el alma de Antofagasta. Justamente de eso hablaron cada uno de ellos al compartir sus experiencias a días de haber sido galardonados por este concurso que presenta Minera Escondida, y organiza Fundación Plagio. 

Buscando un camino en el campo de la literatura 

El historiador Cristián Muñoz fue el ganador del primer premio bajo la obra “Dos en uno”. “Escribo desde siempre y (con este logro) tal vez quiebre mi terca timidez de publicar cuentos, una novela y hasta una obra de teatro que he escrito hace ya años”, aseguró el hábil escritor. 

El galardonado además extendió una crítica hacia el escenario que recibe a talentosos como él. “Para escribir en Chile se necesita auspicio, y este no existe, cuando tienes familia es complejo intentar abordar la literatura esperando ser remunerado por ello”, expresó. 

Por su parte, Ignacio Aguilar, ganador de la categoría Premio al Talento Joven, hace hincapié en los detalles que hacen diferencias. “Este reconocimiento me ha enseñado que haciendo cosas pequeñas se logran grandes cosas. Si bien tengo recién 16 años, este puede ser el comienzo de un gran futuro para mí y, desde luego, seguiré escribiendo y participando en concursos de ésta categoría”, indicó. 

Mención honrosa recibió Víctor Escobar, destacando la posibilidad de experimentar. “Antofagasta en 100 palabras” fue una experiencia divertida. ​El hecho de ​ficcionar sobre un imaginario de las concepciones morales tácitas de esta ciudad, ha sido interesante”. Mientras tanto, Marcelo Aránguiz, ganador en la misma categoría confesó que este premio le entregó “motivación para escribir y superarse”. A su vez José Alberto Cozar, otro de los premiados en esta misma línea, señaló que el haber sido reconocido ‘le ha “despertado las ganas de volver a participar el año que viene, y de animar a muchos cercanos a que también lo hagan”.

Una invitación para seguir participando

Todos los ganadores quisieron también extender una invitación a los antofagastinos para participar en la próxima versión de “Antofagasta en 100 palabras”. El camino que recorrieron abre paso a nuevos creadores, convirtiendo al concurso en un clásico regional.

“Cada obra artística que crea el ser humano espera ser reconocida y a veces hay desilusiones”, afirma Cristián Muñoz, sin embargo, fue enfático al destacar que: No obstante, no conozco otro remedio contra la desilusión que el recomenzar y en este caso esperar jurados más benevolentes que el anterior”.

Ignacio Aguilar quiso alentar a todos aquellos que enviaron sus cuentos y que no recibieron premio, pues “La esperanza no debe perderse, deben tener fe en sí mismo tal cual yo lo hice”. 

Víctor Escobar aprecia el carácter lúdico de participar en el concurso, porque “siempre es divertido como juego narrativo porque involucra gran capacidad de síntesis descriptiva y narrativa, además de mantener la tensión propia de un cuento tradicional, por eso es divertido jugar a escribir micro cuentos”.

Marcelo Aránguiz y José Alberto Cozar también alentaron a las próximas generaciones a participar. “Seguramente, entre los miles de relatos que fueron presentados al concurso, hay muchos relatos tan buenos o mejores como los que resultaron finalistas”, puntualizó Cozar, agregando que “a todos los que participaron les diría que vuelvan el año que viene, que piensen y disfruten escribiendo nuevas historias. Hay muchas personas con talento en Antofagasta, y cualquiera de ellas puede el año que viene, al igual que lo fuimos nosotros este año, estar entre las cinco finalistas”.

Nota relacionadas:

Especial: Ganadores Antofagasta en 100 Palabras 2014