Opinión: Culminamos un proceso ejemplar para la concreción de las metas del Comité Energía 2050

Opinión: Culminamos un proceso ejemplar para la concreción de las metas del Comité Energía 2050

08 Octubre 2015

Confíamos plenamente en que estas propuestas serán parte fundamental de la Política Energética al 2050, lo que transforma a este periodo de trabajo intenso en un producto aplicable a nuestro país y ejemplo para el resto de los países de Latinoamérica.

Corresponsal Re... >
authenticated user

Por Claudia Escalera, presidenta del Consejo de la Sociedad Civil Nacional del Ministerio de Energía

Cuando llegamos al término del proceso de Energía 2050, podemos decir que culminamos bajo la premisa de los acuerdos en base al respeto, en una causa inédita en nuestro país, una que convoco a grandes y pequeños lideres, que a todas luces tenemos mucho que decir.

Sin duda Energía 2050 ha dado un paso adelante en toma de acuerdos, en consenso para el bien común de las personas con una mirada local, regional y nacional. Es importante destacar que en un trabajo intenso de un año se pueden proponer grandes temas, más cuando se tiene la voluntad de los actores claves del país.

Como Comité Consultivo estamos ciertos que esto no ha sido solo un aprendizaje para nosotros, si no, un modelo de elaboración de políticas públicas, sin duda perfectible y aplicable en los grandes desafíos que el país enfrenta.

Hoy cuando entregamos la Hoja de Ruta en la que plasmamos las conclusiones del Comité Energía 2050 hay mucho que destacar.

Las Propuestas del Comité:

La propuestas del Comité son las mejores herramientas que se puede entregar para generar una Política con participación ciudadana activa y no puedo dejar de mencionar los resultados que se obtuvieron.

La Hoja de Ruta 2050: Hacia una Energía Sustentable e Inclusiva

Cuando hablamos de un 70% al menos de fuentes renovables para la matriz eléctrica al 2050,  no queda más que pensar que estamos ante un panorama ambicioso pero importante que no es más que la realidad que debemos aplicar en nuestro país, utilizando energía solar y eólica con proyectos hidroeléctricos y no cerrándose a las nuevas fuentes de energías renovables. No cabe duda que este es uno de los grandes acuerdos de este Comité, debido a que tenemos que si o si pensar en matrices limpias que no dañen nuestro ecosistema y tampoco la salud de las personas.

Bajo esta misma línea creemos que es necesario contar con nuevos estándares ambientales y mecanismos para internalizar los impactos negativos, por eso recomendamos ampliar el uso de impuestos al carbono, avanzar rápidamente con las normas de emisiones, protección de los ecosistemas y biodiversidad en las zonas más impactadas y desprotegidas. Es increíble la cantidad de ecosistemas que se encuentran sin protección ambiental ni territorial.

Cuando hablamos de combustibles siendo coherentes con la necesidad de energías limpias, proponemos utilizar combustibles de bajas o cero emisiones logrando por lo menos el 65% en la matriz de estos, los que aportaran a cumplir la meta del 100% libres de emisiones contaminantes de los transportes públicos y particulares. La leña seguirá siendo nuestro combustible local, pero urge su regulación y el manejo sustentable del patrimonio forestal para no terminar afectando nuestros bosques.

Cuando hablamos de Relación con las comunidades se plantean estrategias concretas para abordar estas con seriedad, validando los espacios participativos con incidencia en los planes energéticos, entregando educación, preparando lideres, para que las comunidades sean informadamente opinantes y que cuenten con atribuciones para velar por el bien común, para lo que se espera que el enfoque actual cambie de compensación por otra que promueva el desarrollo local energético.

Pobreza Energética es un concepto que no se había tocado en nuestro país y que es un tema indispensable para los ciudadanos ya que no solo tiene que ver con mejores servicios, sino también con mejores precios que hagan de esto parte de la economía del hogar, este cambio al 2050 debe ser integral para las familias chilenas.

No puedo dejar de mencionar que el Comité confía plenamente en que estas propuestas serán tomadas y parte fundamental de la Política Energética al 2050, lo que transforma a este periodo de trabajo intenso en un producto aplicable a nuestro país y ejemplo para el resto de los países de Latinoamérica. Cumplimos una etapa importante de varias que forman la Política Energética.