Funciones de Dávalos en Caval y Direcon complejizan escenario entre Alianza y Nueva Mayoría

Funciones de Dávalos en Caval y Direcon complejizan escenario entre Alianza y Nueva Mayoría

05 Junio 2015

La Fiscalía indagará sobre los trabajos paralelos que realizaba Dávalos para la empresa Caval y para  la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon). Así se abre una tercera arista del caso, que habría sido advertida desde la oposición.

Radio U. de Chile >
authenticated user

El fiscal regional de O’Higgins, Luis Toledo, pedirá los contratos que tuvo el hijo de la Presidenta en su paso por el Ministerio de Relaciones Exteriores. Esto, después de que el propio ex director Sociocultural de La Moneda reconociera que mientras estuvo en el Ministerio trabajó para Caval en su declaración ante la Fiscalía el 13 de abril.

Así pasaron 14 días desde que la Unidad Especializada en Anticorrupción de la Fiscalía Nacional, decidera el futuro de la denuncia presentada por parlamentarios de Renovación Nacional, en que se solicita investigar el paso del hijo de la Presidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, acogiendo a la indagatoria el requerimiento y abriendo esta tercera arista.

Esta se suma a la presentada por el diputado comunista Daniel Nuñez, quien bajo los lineamientos de la Comisión Investigadora de la Cámara Baja presentó una denuncia por posible cohecho para cambiar el plan regulador de Machalí, donde está involucrado el gestor inmobiliario y ex operador político de la UDI, Juan Díaz.

Con los nuevos antecedentes, el diputado se refirió al rol de Dávalos, al de la nuera de la mandataria y afirmó que “por ser figuras públicas todas dudas merecen ser resueltas”. Pese a ello igual cerró defensa a favor de la Mandataria, al afirmar que la Presidenta no puede responder por lo que hagan, porque “son personas distintas”.

El Parlamentario se mostró preocupado por los dichos de la oposición que, permanentemente, “busca apuntar a la responsabilidad política o de otro tipo, en términos de hacer gestiones, utilizar su influencia o posición de poder para beneficiar así a su hijo en sus negocios”. En ese sentido, sostuvo que “a medida que avanza la investigación, más claro queda que la Presidenta de la República no tuvo ninguna relación, ni conocimiento de estos hechos, y que todo lo que ha dicho hasta ahora es la verdad”.

Por su parte la diputada RN Marcela Sabat, quien junto con su par Diego Paulsen, solicitó que se investigara a Dávalos, fue crítica con el argumento del parlamentario e insistió en la postura de la oposición de vincular a la Mandataria con el caso. “La Nueva Mayoría está en un intento completamente fallido de defender dichos de la Presidenta que no tienen ningún fundamento”.

“Si bien puede que en específico su hijo no le haya señalado el tema a su madre en términos personales, el enriquecimiento inexplicable no puede ser justificado”.

Desde el lunes, el fiscal Toledo estaría delineando cómo abordará estos nuevos antecedentes, pero trascendió que entre las diligencias planificadas está pedirle copia de los contratos de Dávalos, además, de citar a declarar a los jefes que tuvo el Ministerio de Relaciones Exteriores (organismo del cual depende la Direcon).

Así, con estas dos aristas, ambos conglomerados están enfrascados en la disputa sobre el rol de la Presidenta, su hijo y actores de la UDI en las irregularidades cometidas en este caso. Pugna que complejiza la investigación, considerando la existencia previa de otra arista: la querella presentada por el empresario, ex militante de la UDI, y ex generalísimo de Joaquín Lavín, Patricio Cordero, que acusa la incorporación de boletas ideológicamente falsas a Caval.