Ministros salen al paso de cuestionamientos por reformas clave

05 Julio 2014

El Gobierno convocó a un Consejo de Gabinete, en tiempos que dos de sus proyectos emblemáticos pasan por cuestionamientos. 

Radio U. de Chile >
authenticated user

El golpe se sintió y fuerte en los pasillos del Palacio de La Moneda luego que se conocieran los resultados de la última encuesta de opinión Adimark, que si bien, mantuvo un respaldo considerable para la Presidenta, registró duras caídas en el apoyo de reformas emblemáticas como la Tributaria y la Educacional.

Recordemos que según el sondeo publicado ayer, la primera cayó 6 puntos en su aprobación entre los meses de mayo y julio, mientras que la segunda disminuyó su respaldo de un 58 a un 49 por ciento.

A esto suma la molestia pública de algunos sectores de la Nueva Mayoría, respecto de la forma en la que el Ejecutivo estaba encabezando el debate en iniciativas clave como la Reforma al Sistema Electoral.

Por lo mismo no es de extrañar que al finalizar el Consejo de Gabinete ministerial, citado por Michelle Bachelet, el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, se encargará de levantar un discurso de renovación, posicionando con fuerza el concepto de “segundo tiempo” en materia educacional.

“Las reformas se están llevando adelante son importantes y estructurales. Y lo que hay que entender es que estos primeros proyectos son una parte de la reforma, todavía quedan los proyectos que van a fortalecer la educación pública, vamos a crear una nueva educación pública, una nueva carrera docente y una educación superior pública y de calidad”, sostuvo Peñailillo.

Respecto de la molestia de los parlamentarios del Partido Radical, que acusaron abandono por parte del Ejecutivo con relación a otras fuerzas políticas incluso de oposición como Amplitud, el ministro defendió los acercamientos hechos por el Gobierno.

“Han sido contactos desde hace mucho tiempo y todos los acercamientos con la oposición nos parecen correctos. El Partido Socialista visitó la mesa de RN días atrás, por otra parte el Gobierno ha estado trabajando con los distintos sectores de la oposición, es decir, para nosotros es muy importante que todos los actores políticos se sumen a las reformas que estamos llevando adelante”, señaló.

Pero en el Gobierno reconocen que existe un problema y por lo mismo Peñailillo se encargó de asegurar que se redoblaran los esfuerzos por mejorar la percepción ciudadana de los proyectos.

“Hay que seguir trabajando, explicando los alcances de la reforma. Para tener una reforma tributaria, una reforma educacional, seguir trabajando con todos los actores, porque estas reformas van en directo beneficio de la clase media”, agregó.

Otro hecho que ha generado ruido al interior de Palacio, son las críticas que ha recibido la ministra del Trabajo, Javiera Blanco, luego que se diera a conocer que su marido aceptó un alto cargo en la empresa Barrick Gold.

Al respecto, la secretaria de Estado se defendió señalando que se le ataca con argumentos sexistas “ésta es una de las cosas más machistas que he escuchado en el último tiempo y me parece un machismo que traten de criticar a una ministra desde la pega del marido. Yo te aseguro que si este fuera un hombre no lo tratarían de criticar a través de la pega de la señora”, enfatizó

La secretaria de Estado agregó que “esta ministra tiene un trayectoria, un compromiso que la gente conoce, un compromiso con el programa de gobierno total y se redobla todos los días”.

Otros temas que fueron abordados por el ministro del Interior Rodrigo Peñailillo fueron, la indicación que busca fomentar la participación femenina en política con incentivos económicos y también una eventual interpelación en su contra por parte de la UDI.

Sobre esto último, el secretario de Estado solicitó que no se abuse de una herramienta legítima, dado que eso podría desprestigiarla.

La cita ministerial se convocó con la excusa de analizar los primeros 100 días de Gobierno, pero la caída en las encuestas y las diferencias que se empiezan a registrar al interior de la Nueva Mayoría, derivó en que esta reunión entregará a los ministros muchas tareas para la casa.