En agosto será entregada a la comunidad Iglesia de San Pedro de Atacama

06 Julio 2015

La recuperación de dicho edificio patrimonial,  permitió rescatar un hito importante de nuestro legado histórico.

El Nortero >
authenticated user Editor

Obras que estuvieron ocultas por más de cien años y la recuperación de un órgano que hace 120 años no funcionaba, fueron algunos de los hitos que se lograron durante los trabajos de restauración de la Iglesia de San Pedro de Atacama, que se encontraba seriamente dañada en su estructura.

Las obras han estado a cargo de la Fundación Altiplano, mediante un convenio con la Universidad Católica del Norte, a través de la Escuela de Arquitectura, las que comenzaron hace un año, con trabajos de reforzamiento estructural, del techo, los muros y las fundaciones.

Debido a que mayormente está construida con adobe, ha sufrido el paso del tiempo, además de tener que soportar las inclemencias del clima que periódicamente afectan a dicha comuna, a lo que se suma los cambios de temperatura entre el día y la noche.

La arquitecto de la fundación, Beatriz Yuste, encargada del proyecto, señalo que ha sido muy importante, el que durante el desarrollo de los trabajos, se encontraron cuatro imágenes, que habían permanecida ocultas por más de cien años, y que ahora fueron recuperadas como bienes culturales del templo

“La Fundación Altiplano opera en Arica y Parinacota, pero nuestro equipo técnico ha venido aquí y ha trabajado con maestros y gente local, para que ellos aprendan estas técnicas tradicionales y puedan seguir rescatando el patrimonio de este lugar”, expresó la profesional, quien agregó que esta ha sido una labor muy enriquecedora.

Otro logro importante durante el proceso, fue el poder recuperar un órgano indiano, que estuvo sin funcionar por alrededor de 120 años, y que luego de la restauración podrá ser apreciado en un concierto que será ofrecido a la comunidad.

En tanto el Director de la Escuela de Arquitectura, Sergio Alfaro, expresó que “fue una gran oportunidad para la Escuela, ya que se trató de una tarea de aprendizaje, porque por primera vez la iglesia quedó al descubierto con toda su estructura y pudimos aprender mucho de los sistemas constructivos, de los hallazgos arqueológicos, de la revalorización artística, sobre todo en la etapa de retablo y altar”.

Las obras se encuentran en su etapa final, para ser entregadas a la comunidad en el próximo mes de agosto, cuyos habitantes podrán contar con una remozada iglesia que es el principal ícono de la comuna de San Pedro de Atacama.