Recuperado de COVID-19 en Antofagasta: “Uno tiene que ser positivo para poder vivir”

Recuperado de COVID-19 en Antofagasta: “Uno tiene que ser positivo para poder vivir”

06 Agosto 2020

Conoce el testimonio de Felipe Montaño de 65 años.

El Nortero >
authenticated user Editor

A sus 65 años de edad, Felipe Montaño Nogales ha sido uno de los más de 360 mil ciudadanos contagiados por la pandemia de coronavirus en todo el país y su caso se ha convertido en uno de los más esperanzadores para la Región de Antofagasta.

Tras ser confirmado el diagnóstico, don Felipe empezó a presentar severas complicaciones de salud por lo que fue internado en la Unidad de Pacientes Críticos del Hospital Regional de Antofagasta, llegando incluso a necesitar ventilación mecánica invasiva para poder mantener la función respiratoria, ante el acelerado deterioro de su condición debido a los efectos ya conocidos de la enfermedad COVID-19.

Luego de una semana intubado y sedado, el equipo médico del principal centro asistencial de la macrozona norte del país, decidió evaluar sus condiciones para determinar si podría ser trasladado a la ciudad de Valdivia, ubicada a 2 mil 180 kilómetros de Antofagasta.

REUBICACIÓN DE PACIENTES CRÍTICOS

La reubicación de pacientes críticos en todo el país es responsabilidad de la Unidad de Gestión Centralizada de Camas (UGCC) del Ministerio de Salud, ente que antes de trasladar a algún paciente evalúa no solo su estado sino también las condiciones del centro asistencial emisor y el receptor. En el caso de Felipe Montaño, ya con una semana bajo ventilación mecánica, con 65 años y con un tope de ocupación de camas críticas en Antofagasta que rozaba el 100% durante ese momento, fue que se estableció la ciudad de Valdivia como centro receptor del paciente nortino.

Una vez evaluado y aprobado el traslado, vía aérea y aún inconsciente, don Felipe se dirigía a su nuevo destino, ignorando todo el movimiento que se gestaba a su alrededor para garantizarle una óptima atención a su delicada situación de salud. Entre tanto, su esposa y familiares, aunque comprendían los riesgos de un traslado de este tipo para un paciente en estado crítico y conectado a ventilación mecánica, mantenían la fe y la esperanza de que dicho movimiento resultara positivamente tanto para don Felipe como para los pacientes que iban requiriendo ocupar una cama crítica en el Hospital Regional.

VALDIVIA

Ya estando en Valdivia, el paciente proveniente de Antofagasta continuó recibiendo atención especializada durante algunas semanas y con el transcurrir de los días, 23 para ser exactos, finalmente empezó un proceso sostenido de recuperación. Al momento de salir del estado crítico y plenamente consciente y despierto, Felipe Montaño se enteró de la travesía que le tocó vivir.

El afectado, oriundo de Bolivia, reside hace más de 10 años en Antofagasta y confiesa que jamás había estado en la zona sur del país: “de Valdivia solo había oído el nombre, nunca había estado allá. Pregunté por qué me trajeron aquí, y supe que estaba muy mal yo…”

Contando con un mejor estado de salud y casi en óptimas condiciones físicas tras pasar por un largo período de intubación, Montaño retornó a Antofagasta y junto a su familia, decidieron que uno de los primeros lugares que quería visitar era la Unidad de Pacientes Críticos del Hospital Regional de Antofagasta.

AGRADECIMIENTO

Impulsado por un profundo sentimiento de agradecimiento, Felipe ingresó de nuevo al área crítica del centro asistencial, ya no como paciente sino como visitante, y uno por cierto muy agradecido con el personal de salud y con Dios por haber salido airoso de aquella grave enfermedad que lo atrapó.

En este contexto, Montaño y su esposa se despidieron del personal y directivos del centro de salud, no sin antes reiterar sus votos para que los funcionarios sigan ejerciendo con fuerza y pasión la tarea encomendada de atender y garantizar la salud de los ciudadanos que recurren al Hospital Regional de Antofagasta. “Uno tiene que pensar en las cosas positivas ante esta enfermedad para poder vivir. Les agradezco a todos infinitamente, son todos excelentes. De todo corazón les dejo un gran abrazo, y les pido que sigan adelante porque muchos necesitamos de ellos”, expresó.