Caso "Descuartizado": Crimen de joven colombiano fue motivado por robo de celular

04 Julio 2017

Lo acusaron de "soplón", Los escabrosos nuevos antecedentes del caso que ha impactado a Antofagasta.

 

Equipo El Nortero >
authenticated user Editor

Día a día van surgiendo más detalles del sórdido crimen que le costó la vida a un joven colombiano de 20 años (J.C.P.C.), quien no solo fue asesinado con diversos ataques de un arma cortopunzante, sino que además fue brutalmente mutilado y arrojado al mar.

Por este crimen, según detalla El Mercurio de Antofagasta, cada uno de los cuatro inculpados arriesga una pena mínima de 15 años y un día.   

Cabe recordar que el homicidio tuvo lugar el pasado 21 de junio, y que el cuerpo de la víctima fue encontrado flotando en el sector costero del Paseo del Mar de Antofagasta. Los días posteriores aparecieron las extremidades inferiores del joven extranjero.

Tal como El Nortero lo informó esta mañana, los cuatro inculpados quedaron en prisión preventiva, quedando el plazo de investigación fijado en 120 días.

DETALLES

Durante la audiencia de formalización, consignó El Mercurio, el fiscal de delitos violentos, Juan Castro Bekios, indicó que el joven asesinado conocía a dos de sus victimarios, y que el día del crimen llegó hasta un sector denominado "El Cuadro", ubicado en la población Miramar Central, a objeto de consumir drogas en una casa a medio construir en el sector.

En dicho lugar, agregó Castro Bekios citando la declaración de los imputados, la víctima mostró un celular I-Phone, el cual aseguró que lo había robado para reducirlo y comprar drogas.

Uno de sus acompañantes y posterior victimario (J.A.R.M.), tomó el equipo y lo vendió a $20.000, pero no le quiso entregar el dinero al joven. A raíz de ello, la víctima se retiró del lugar, pero volvió acompañado por Carabineros, denunciando que J.A.R.M. le habían robado el equipo. El personal policíaco desestimó la denuncia y se retiró del lugar, aduciendo que el muchacho desconocía el número del I-Phone, por lo cual no pudo demostrar que era de su propiedad.       

Producto de esta acción, J.A.R.M. y el resto de los acompañantes del ruco, determinaron que el joven debía morir por ser un "soplón".

FISCAL

En este contexto, detalló el fiscal, fue golpeado hasta perder el conocimiento, para luego ser asesinado con certeras estocadas en su pecho y cuello.

Una vez fallecido, los inculpados procedieron a cercenar el cuerpo con cuchillas, sierras y un hacha. Finalmente trasladaron los restos en un carro de supermercado y arrojaron el cuerpo al mar, en el sector del Puerto de Antofagasta.

Contenidos que pueden interesarte

No existen contenidos para esta sección.